Rubielos de Mora (Teruel) forman parte de la Red Estatal de Municipios por la Calidad de Vida de las Cittaslow.

Las 55 virtudes de las ciudades lentas

  • La base es más calidad de vida con tranquilidad y espacios verdes.
  • Más de cien poblaciones de todo el mundo ya se han sumado.
  • Entre ellas sólo hay seis localidades españolas.
Imagen de Rubielos de Mora (Teruel)

Imagen de Rubielos de Mora (Teruel)

Ciudades sin estrés donde el tiempo fluye sin agobios y la calidad de vida de sus habitantes, el medio ambiente, la cultura y la gastronomía local son prioritarios. Más de cien ciudades de todo el mundo, entre ellas seis españolas, reúnen todos estos requisitos y, por ello, forman parte de la red de “Ciudades Slow”. La iniciativa, surgida en Italia en 1999, sigue los pasos del movimiento “Slow Food” y cuenta con una organización que distingue a sus socios con un certificado de calidad.

Si la comida lenta defiende unos ritmos más pausados y el disfrute de cada plato como prioridad, las ciudades lentas ofrecen a sus habitantes mejorar su calidad de vida a través de la tranquilidad, los espacios verdes y la ausencia de estrés.

69 en Italia, sólo 6 en España

Italia, como país de origen de la organización, tiene el mayor número de ciudades asociadas: 69. En Europa le siguen, Alemania (10), Reino Unido (8), Polonia y España, (ambas con 6). Begur y Pals (Girona), Bigastro (Alicante), Lekeitio y Mungia (Vizcaya) y Rubielos de Mora (Teruel) forman parte de la Red Estatal de Municipios por la Calidad de Vida de las Cittaslow. Canadá, Estados Unidos, Sudáfrica, Corea del Sur o Australia también albergan ciudades que integran el club.

Criterios para ser una ciudad lenta

Cualquier ciudad que desee entrar en el club deben cumplir 55 criterios de política medioambiental, infraestructuras, calidad del tejido urbano, apoyo a la producción y los productos locales, hospitalidad y sentido de la comunidad de sus habitantes y conciencia de Citta Slow:

Arquitectura respetuosa con el entorno. Los centros urbanos están cerrados al tráfico rodado. Se potencia el uso de las energías renovables.

– Priorizar espacios histórico-culturales y las zonas verdes. Se potencian sistemas de reciclaje de la basura ecológicos.

– El crecimiento de la ciudad se debe guiar por la mejora del territorio y de sus habitantes, no por el negocio inmobiliario.

– La alimentación debe basarse en el Slow Food, productos locales, ecológicos y de temporada.

– Se incorporan las nuevas tecnologías y los avances científicos que fomenten la ecología y la sostenibilidad.

Tamaño: no más de 50.000 habitantes

El objetivo es que en estas ciudades sus habitantes no tengan más remedio que llevar un modo de vida tranquilo, saludable, en el que se fomenten las tradiciones. Sus responsables deben promover la concienciación y la educación de estos valores entre todos los ciudadanos. El tamaño de la ciudad marca a los posibles candidatos: su población no debe exceder los 50.000 habitantes y no puede ser capital de país.

Fuente: www.20minutos.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s