La UE estudia el Mijares para analizar el cambio climático.

El río Mijares, a su paso bajo el puente medieval de Formiche Alto. Foto:EL PERIÓDICO

El río Mijares, a su paso bajo el puente medieval de Formiche Alto. Foto:EL PERIÓDICO

Los investigadores de un programa financiado por la Unión Europea estudiarán la incidencia de las tormentas en la cuenca del río Mijares de Teruel, en la comarca turolense de Gúdar-Javalambre, para conocer el impacto que tienen el cambio climático en los ecosistemas.

Dicho proyecto se trata de una iniciativa de un grupo de investigación europeo en el que colaboran, entre otros, expertos de la Universidad de Lisboa, del Ministerio de Economía y Competitividad y la Diputación de Teruel.

Concretamente, el río Mijares nace en el término municipal de El Castellar (Teruel), de la unión de diversos ríos a unos 1.600 metros de altitud, y desemboca entre los términos de Almazora y Burriana, en la provincia de Castellón, tras 156 km de recorrido.

Los trabajos que se llevarán a cabo en esta zona se dieron ayer a conocer en el seminario Adaptación al cambio climático a través del apoyo a los ecosistemas que reune estos días en Teruel, y hasta el próximo 12 de septiembre, a numerosos investigadores y responsables públicos de este área para hablar sobre la adaptación de los ecosistemas en la recuperación del ciclo hidrológico en un marco de cambio climático. Además, el encuentro que tiene lugar en la capital turolense pretende desarrollar soluciones para problemas específicos en ciertas regiones europeas.

CICLO HIDROLÓGICO

Tal y como se planteó en dicho seminario, los ciclos hidrológicos en muchas regiones de Europa ya han sufrido transformaciones significativas debido al cambio climático que está teniendo lugar y, ahora, los investigadores ven en la cuenca del río Mijares una buena oportunidad para llevar a cabo este tipo de análisis naturales.

Tratándose de un río que desemboca en el Mediterráneo, el Mijares se caracteriza por poseer un bajo caudal a lo largo de casi todo el año. Solo en época de precipitaciones intensas, como el otoño y la primavera, aumentan sus aportes.

Según los expertos en estos temas, las soluciones como la repoblación forestal o la modificación de las actuales gestiones de cultivos pueden favorecer la recuperación de estos ciclos hidrológicos. Para ello sería preciso cierto esfuerzo inversor por parte de la Administración.

Por otro lado, expertos del Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo, Agencia Vasca del Medio Ambiente, Universidad de Lisboa y consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón analizan líneas de trabajo para reducir la vulnerabilidad a los efectos adversos del cambio climático.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s