Situación y posibilidades de Canarias, por Antonio González Vieitez.

Antonio González VieitezD. Antonio González Vieites

Titular de la Escuela Universitaria y profesor de Economía Mundial en la Facultad de Económicas de la ULPGC

Estos días parece que se repite la historia. Un señor que se llama Brufau,  que es presidente de la multinacional Repsol, y que llega a Las Palmas sin anunciarlo, dice que viene a protegernos de quienes, según él y como malos canarios, quieren dañar a los canarios buenos, impidiendo las prospecciones con las que él quiere regalarnos. Prospecciones, en sandía, plátano y zanahoria, que derramarían sobre el pueblo canario todos los dones contenidos en el Cuerno de la Abundancia. En efecto, si en Canarias no hay inversión, él nos propone nada menos que 9.000 millones de euros y que más de la mitad enriquecería el territorio donde se coloque la base de operaciones (no significando nada que sean inversiones fuera de la costa). Si el paro se ceba en la sociedad canaria, él viene y nos ofrece en su día hasta 52.000 puestos de trabajo en Canarias (sin tampoco significar nada que la totalidad de los empleados de Repsol en el mundo alcance las 25.000 personas).

Es tanta la maravilla que nos concede, es tanta la riqueza que va a verter sobre nuestras cabezas, que Brufau no entiende lo que está pasando en Canarias. Y es que el mundo entero nos mira atónito sin comprender, según él, el rechazo canario a las prospecciones. ¿Cómo dicen que no al progreso?

Y como no entiende lo que pasa, se llena de soberbia, se rebota y tiene el desparpajo y el desprecio (propios de quien está acostumbrado a dominar sin que le rechisten) de afirmar que “esta oposición al proyecto es política y vergonzante” (sic). Brufau no se da cuenta que ahora no está describiendo lo que dicen “unas gentes que bajaron de las montañas”, sino que está calificando la postura adoptada por el Parlamento de Canarias, el Gobierno de Canarias y los Cabildos más directamente afectados de Fuerteventura y Lanzarote. Amén de una mayoría de ciudadanos canarios (y quienes no estén de acuerdo con esta tesis, que se atrevan a hacer una consulta directa).

Es verdad que él viene apoyado por el Gobierno de España. [Por cierto,  A)  a diferencia del anterior Gobierno, que acordó que todo lo referido a las prospecciones se haría de acuerdo con lo que decidiera el pueblo canario. Y B), a diferencia de la posición que el actual Gobierno tiene en relación con la Comunidad Valenciana y Baleares, donde se opone a las prospecciones]. Es cierto que recibe el apoyo entusiasta del ministro Soria. Que, según Brufau, “tiene la mala pata de ser canario”. Muchos pensamos que la mala pata no es que sea canario, sino que sea ministro.

Pero Brufau no entiende nada. Hay que explicárselo

¡No son las prospecciones, estúpido!

Ver el artículo completo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s