Artículos de David Hammerstein


VOLVER AL INDICE DE ARTICULOS

DIEZ RAZONES CONTRA EL REAL DECRETO DE AYUDAS A LA PRODUCCIÓN Y QUEMA DE CARBÓN


El Consejo de Ministros está a punto de aprobar un Real Decreto de ayudas económicas para la quema de carbón. El mundo parece estar al revés para el Gobierno Español, ya que prefiere que las empresas españolas de producción eléctrica dependan más del consumo del sucio carbón español y menos de las energías renovables. La defensa numantina de un particular sector industrial altamente contaminante y en declive económico es la respuesta del Gobierno a las presiones neocaciquiles de empresas mineras y sindicatos privilegiados que históricamente subsisten gracias a ingentes cantidades de dinero público. Con este alargamiento artificial y ruinoso de la minería del carbón en España, no solo se impide el crecimiento de las energías renovables, también se tiran por la borda los compromisos de reducción de las emisiones contaminantes a la atmósfera, la real liberalización del mercado energético y el cumplimiento de la legislación europea ambiental. Se trata en definitiva de toda una irracional política energética basada en el proteccionismo estatal del carbón contra los intereses colectivos del medio ambiente, l@s consumidor@s y la ciudadanía.
1. El empleo debe salir del “nuevo modelo económico” sostenible, y no de la vieja y contaminante economía. Los dineros públicos han de dirigirse a los trabajadores y familias que sufren el cierre del anacrónico, contaminante y no rentable sector del carbón, y no para llenar de beneficios a los empresarios mineros y a las compañías eléctricas. Las gigantescas ayudas públicas al sucio sector del carbón, que actualmente salen a una media de 200 mil euros por cada minero empleado, deben separarse de las ayudas a las empresas, y han de dirigirse exclusivamente a destinos sociales y a nuevas alternativas económicas para las cuencas mineras. Solo trabajan unas 5 mil personas en el sector del carbón mientras que en el pujante sector de las energías renovables se generan unos 180 mil empleos que pueden ser los grandes perjudicados por la obligación de quemar más carbón.
2. Si cada vez hay más energía limpia, mejor dejar el carbón en el suelo. Resultan alarmantes las cuentas kafkianas del Gobierno Español, que convierten en un “problema” el hecho de tener demasiada energía producida y que por ello se queme menos carbón. La capacidad de generación eléctrica del Estado Español supera por cuatro la demanda media del 2009, y como la producción de energía renovable, sobretodo la eólica, ha crecido mucho no hace falta carbón para quemar en las centrales térmicas. El Real Decreto propuesto por el gobierno de Zapatero obligará a la quema del carbón español por parte de las centrales térmicas y aumentará la emisiones contaminantes de CO2 del sector eléctrico español en alrededor de un 20%. No es verdad que simplemente se sustituya el más barato carbón de fuera por el “carbón nacional” ya que se aumentará globalmente la quema de carbón en más del 20%. Carece de todo sentido el querer subvencionar con masivos fondos públicos la extracción de un carbón caro y altamente destructor del medio ambiente y la atmósfera. En términos puramente ambientales es altamente irracional el mantener el consumo de carbón mediante subvenciones cuando el actual mercado económico de la electricidad está expulsando del mix eléctrico al carbón, la fuente más contaminante de la atmósfera.
3. Es falso y deshonesto el querer vender el muy incierto “carbón limpio” del futuro para justificar el carbón sucio en el presente. El llamado “carbón limpio” no existe, es solo una optimista promesa tecnocientífica para el futuro que hoy carece de viabilidad económica y técnica. No existe ni una sola planta comercial de secuestro y almacenamiento de carbón en el mundo. Solo existen plantas experimentales que ensayan unas técnicas muy discutibles a nivel ambiental, energético y económico. Hasta por lo menos el año 2020 no se sabrán los resultados de estos inciertos ensayos científicos.
4.  Es una burda mentira afirmar que “el carbón sea la única fuente de energía autóctona”. ¿Acaso no son autóctonas otras fuentes energéticas como son la eólica, la solar, la biomasa, la geotérmia, la hidroelectricidad y la mareamotriz? ¿Acaso no és autóctona la eficiencia, el ahorro, el reciclaje y la reutilización?  La autosufiencia energética solo se conseguirá mediante una fuerte gestión de la demanda eléctrica hacia abajo, con medidas institucionales y de mejora técnica para reducir el consumo energético, con una revolución en la eficiencia (hacer más con menos), y con una máxima expansión de las energías renovables. Para reducir la dependencia energética española se debería prescindir por completo del contaminante carbón, tanto del nacional como del importado. Es importante apuntar que el carbón español no sustituye la dependencia del petróleo, se podría reducir drásticamente la importación de petróleo mediante grandes cambios en el actual modelo de transporte que sigue favoreciendo al contaminante coche con motor de combustión.
5.  Las subvenciones al carbón vulneran el Derecho Comunitario europeo sobre el mercado único. Se violan las reglas del libre mercado interno y la competencia que prohiben a los estados miembros las medidas proteccionistas que no hayan sido específicamente aprobadas por la Comisión Europea. Las subvenciones estatales a la extracción y quema del carbón propuestas para el periodo 2010-2012 incumplen las leyes y reglamentos europeos que prohiben el apuntalamiento de sectores económicos en declive y carentes de rentabilidad. Las leyes de la Unión Europea para la liberalización del mercado energético no permiten distorsiones del mercado salvo excepciones con una importante motivación social, como es la lucha contra el Cambio Climático para el caso de las ayudas públicas a las energías renovables. Además, organismos como son la Comisión Nacional de la Competencia y la Comisión Nacional de Energía, han realizado fuertes críticas sobre la distorsión del mercado y las “incongruencias” de subvencionar la quema del carbón.
6. Las subvenciones al carbón vulneran el Derecho Comunitario sobre las leyes ambientales europeas. Una parte muy importante del carbón subvencionado español proviene de las minas a cielo abierto que destrozan impunemente ecosistemas, montañas y una valiosa biodiversidad, y a pesar de las numerosas denuncias ciudadanas y sentencias judiciales españolas contra estas actividades mineras. Hasta la misma Comisión Europea ha llevado ante el Tribunal Europeo de Justicia al Gobierno Español por vulnerar la Directiva Hábitat con la minería de cielo abierto en zonas de altísimo valor ambiental reconocido internacionalmente y dentro de la europea Red Natura 2000, como el Valle de Laciana (León). ¿Como entonces se pueden otorgar masivas ayudas públicas al carbón extraído con actividades mineras de muy dudosa legalidad y con dictámenes judiciales de paralización?
7. No se pueden justificar unas primas económicas para la quema del carbón nacional a partir del inexistente problema de “seguridad de suministro eléctrico”. La retórica empleada por el Gobierno Español: “de garantizar la  seguridad de suministro” constituye una burda manipulación que oculta la sobreproducción eléctrica existente: la capacidad de generación eléctrica en España roza los 90 millones de kilowatios mientras que la demanda media en noviembre de 2009 es alrededor de 20 millones de kilowatios. Cada mes entra en funcionamiento más capacidad eólica y solar, además del gas natural, lo que elimina la necesidad de seguir quemando carbón, y con la actual crisis económica la demanda eléctrica se reduce más (un 5.6% en el último año). España sigue siendo un exportador neto de energía eléctrica al mandar mucha más energía a Portugal y Marruecos que la cantidad importada que entra desde Francia.
8. Subirá el recibo de la luz por las nuevas ayudas al carbón. Las leyes europeas obligan reflejar en los precios finales las ayudas estatales recibidas. Como España ya ha sido objeto de fuertes críticas y amenazas judiciales por no internalizar en los precios el total de los costes de producción de energía (el “déficit tarifario”), tendrá que pasar al consumidor final cada euro de subvención que el Gobierno otorgue al sector minero. Esta subida de las tarifas eléctricas (hasta el 6%) será la forma de socialiizar las pérdidas de beneficios que sufrirán las empresas eléctricas obligadas a comprar el caro carbón nacional. Es decir, se trata de que paguemos toda la ciudadanía tres veces por el carbón: una vez en la subida de nuestro recibo de la luz, otra vez en nuestros impuestos desviados a los empresarios mineros, y finalmente en los gastos sanitarios y ambientales por respirar un aire más contaminado y por nuestra mayor contribución al Cambio Clímático. A cada contribuyente español le tocará pagar bastante más por comprar los derechos de emisión de CO2 marcados por el Tratado de Kyoto, puesto que con las primas al carbón serán cada vez más gravosas.
9. Poca luz y mucho humo. El carbón en España produce menos del 15% del total de la luz eléctrica (según algunos cálculos recientes menos del 10%), pero este mortecino combustible fósil multiplica su capacidad destructiva ya que escupe hasta el 27% de las emisiones globales de CO2. En esta dantesca carrera ambiental, el carbón solo tiene por delante al sector de transporte motorizado que es responsable de un 33% de las emisiones contaminantes a la atmósfera.
10.  El Gobierno Español serán la “oveja negra” en la próxima Cumbre de Copenhague contra el Cambio Climático. Al subvencionar masivamente el carbón España gana irresponsabilidad y pierde credibilidad en la lucha contra el Cambio Climático, y no puede pedir a países del Sur que hagan el esfuerzo de reducir su dependencia del carbón. Tanto los países integrantes del G-20, como la OCDE, como la Agencia Intenacional de Energía, están en contra de estas ayudas estatales al carbón.

VOLVER AL INDICE DE ARTICULOS

UNA NUEVA INICIATIVA DE LOS VERDES PLANTEABA QUITAR LA PRIMA A LOS TABAQUEROS EN EL 2010

La Eurocámara frena el intento de eliminar la ayuda al tabaco.
El grupo socialista y el popular rechazan la enmienda antitabaco de Los Verdes.
La Junta presentó en la Asamblea el plan de 192 millones de eureos para el sector.
23/10/2009 Agencias Estrasburgo

El Parlamento Europeo frenó ayer un nuevo intento de dejar sin ayudas a los cultivadores de tabaco, un dinero del que depende la supervivencia de 2.500 agricultores y 300.000 empleos indirectos en España, casi la totalidad de ellos en Extremadura. El influyente grupo de Los Verdes presentó una enmienda al presupuesto agrícola de la UE, exigiendo que se eliminara esta subvención, pero la mayoría de centro derecha y socialista de la Eurocámara abortó la iniciativa.

El eurodiputado socialista Alejandro Cercas valoró este nuevo respaldo del Parlamento Europeo a los tabaqueros, frente al ataque de “los sectores fundamentalistas que pretenden eliminar la producción”. Casi en el mismo sentido, la eurodiputada popular Esther Herranz también se felicitó por el rechazo de la enmienda de Los Verdes: “Se trataba de una medida que, además de ser injusta y discriminatoria para este colectivo de agricultores, no tendría ningún sentido, pues a partir de 2010 desaparece toda vinculación de las ayudas que se reciben con la producción tabaquera”.

La Eurocámara también abogó por aumentar el presupuesto agrícola de la UE en 7.000 millones de euros el año próximo. Los eurodiputados enmendaron al alza las cifras acordadas por los veintisiete gobiernos, con los que la Eurocámara se reunirá en noviembre para lograr un acuerdo definitivo antes de fin de año.

La cifra global aprobada por el Parlamento asciende a 127.500 millones de euros –un 1,08% de la Renta Nacional Bruta de la UE– en créditos de pago, es decir, aquellos que se abonarán a lo largo del próximo año. Los Estados miembros habían pactado previamente un presupuesto de 120.500 millones de euros, rebajando los 122.300 millones propuestos por la Comisión Europea (CE) en su anteproyecto.
El tabaco, uno de los sectores agrarios más importantes de Extremadura, también fue noticia ayer en Mérida. El consejero de Agricultura y Desarrollo Rural presentó en el Pleno de la Asamblea de Extremadura el Plan de Apoyo al Sector Tabaquero, realizado por la Administración regional en colaboración con el Gobierno central, y que contará con más de 190 millones de euros en ayudas para mantener el cultivo en la comunidad. Juan María Vázquez explicó que ésta es la propuesta que la Junta ha presentado en Bruselas “para garantizar el futuro del sector” una vez que, desde el próximo año, entre en vigor el “desacoplamiento total de las ayudas ligadas a la producción del tabaco”.

Diego Sánchez, de PP, criticó que este plan “exige demasiado esfuerzo” a los productores y “ninguno a las transformadoras y a las manufactureras”.

VOLVER AL INDICE DE ARTICULOS


VOLVER AL INDICE DE ARTICULOS

IZQUIERDA UNIDA DEFIENDE LA NACIONALIZACIÓN DEL SECTOR DE LA MINERÍA.

  • Una jornada de trabajo para analizar el presente y el futuro de la minería
Ical |  Valladolid
Actualizado  sábado 17/10/2009 20:21 horas

Izquierda Unida de Castilla y León (IUCyL) ha defendido este sábado la gestión pública y  la nacionalización del sector de la minería del carbón ante el riesgo de la pérdida de 5.000 empleos, por lo que se dirigirá al Gobierno central para que apruebe una ley de Expropiación destinada a la recuperación de las empresas para los ciudadanos y las comarcas.

Así se manifestó durante la celebración de este sábado de la jornada de la  ‘Minería: presente y futuro’, que se desarrolló en la localidad de Bembibre y contó con la presencia del coordinador general de IUCyL, José María González; el coordinador provincial de León, Miguel Ángel Fernández; el coordinador provincial de Palencia, Mariano San Martín; el secretario regional de Economía, José Campo Guardiola; el responsable de Política Económica de León, Guillermo Murias, y el ex coordinador regional de IU, José Luis Conde Valdés.

Los dirigentes de la coalición expresaron su preocupación ante el riesgo que corre la pérdida de los 5.000 puestos de trabajo en la Comunidad y censuraron la  “falta de planificación” en el sector energético.

A juicio de la coalición, la decisión ministerial de crear un fondo estratégico de carbón nacional gestionado por Hunosa no da una repuesta válida a las necesidades principales del carbón.  “Es un parche, que no resuelve el hecho de que el mineral está perdiendo cada vez más terreno en el reparto de las energías”, apuntó.

En el caso de la provincia de Palencia, que  partía en el año 1991 con una plantilla de 1.760 mineros en la zona norte con 14 pozos en funcionamiento, actualmente sólo se cuenta con 179 mineros, ubicados en la zona de Velilla del Río Carrión con dos pozos en funcionamiento pertenecientes a Uniòn Minera del Norte (Uminsa).

Ante esta situación IUCyL ve la necesidad de recuperar la gestión pública del sector mediante la nacionalización del mismo. “Esta medida debe hacerse a través de la  aprobación de una Ley de Expropiación a las empresas del sector para recuperarlas en beneficio de los ciudadanos y de las comarcas mineras”, sostiene. A su juicio, las compañías sólo buscan la rentabilidad del kilovatio, “mientras los que pagarán las consecuencias de una mala política energética serán los ciudadanos y los trabajadores del sector”.

Por todo ello,  IUCyL exigirá al Gobierno Central la intervención estatal; el equilibrio entre sectores energéticos; el respeto a los empleos; y la concreción en el cierre de las centrales nucleares.

Representantes provinciales y regionales de IU

Representantes provinciales y regionales de IU

Mantener el sector

Defender la continuidad del sector de la minería, exigir el aumento del reglamento de ayudas que finaliza en el 2010 y  un nuevo plan del carbón que se alargue más allá del 2012, además de buscar alternativas a la producción de energías más sostenibles fueron algunas de las conclusiones de la jornada.

“Desde la década de los 80 las cuencas mineras han perdido entre nueve mil y diez mil puestos de trabajo.  Estas zonas se han visto muy afectadas y ni la Junta ni el Gobierno central han buscado alternativas para defender un modo de producción, como infraestructuras o comunicaciones”, precisó Miguel Ángel Fernández tras el debate.

El líder de IU en León fue tajante a la hora de abordar los compromisos del plan del carbón y aseguró que ni el Ejecutivo central ni los empresarios han cumplido con él. Es más, pone en duda que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, apueste por el sector cuando llegue a la presidencia de turno de la Unión Europea en enero.  “Tenemos poca confianza pero estaremos vigilantes”, apuntó. Además, Miguel Ángel Fernández ha exigido al ministerio o al propio Gobierno que “defina un mix energético o que vuelva a los antiguos planes para que definan cuál es el equilibrio de la producción energética de España y cuál será el aporte de las térmicas, la hidraúlica, la eólica o la solar”.

Fernández concluyó que existen  “contradicciones” en el Ministerio de Industria que es el que hace que el sector eólico  “esté parado” además de las incertidumbres que generan los temas jurídicos.

VOLVER AL INDICE DE ARTICULOS


VOLVER AL INDICE DE ARTICULOS

El Ministerio de Industria pretende resolver la crisis que vive el sector del carbón a través del sistema de pagos por capacidad previsto para algunas centrales eléctricas. La inclusión de las plantas de carbón en este modelo garantizaría el consumo del mineral pactado en el plan sectorial.

El Ministerio de Industria está ultimando una solución “estable y definitiva” para asegurarse que las eléctricas queman en sus centrales las toneladas de carbón nacional garantizadas por el plan del sector para el periodo 2006-2012.
La fórmula fue avanzada a las mineras y los sindicatos en la reunión de la comisión de seguimiento del Plan que se celebró en la tarde-noche del martes y pasa por que las centrales eléctricas que funcionan con carbón puedan beneficiarse de los llamados pagos por capacidad.
“Si está justificado el pago por capacidad en alguna tecnología energética es en el carbón autóctono”, avanzó ayer el secretario de Estado de Energía, Pedro Marín, a un grupo de periodistas en los pasillos del Congreso de los Diputados.
Marín recordó que las eléctricas vienen reclamando que se desarrolle este sistema para que puedan acogerse a él centrales de ciclo combinado que funcionan con gas. A su juicio, si el modelo es justificable para estas plantas,
“muchísimo más para las de carbón nacional”.

El sistema de pagos por capacidad es un mecanismo de retribución complementario al mercado que permite a las eléctricas recuperar los costes fijos de sus plantas (tanto de operación y mantenimiento como de inversión) en función de las tecnologías de generación empleadas. Este modelo se aprobó en el decreto de tarifas para 2008 y sustituyó a lo que cobraban las empresas por la llamada garantía de potencia.
Disponibilidad
En estos momentos, están pendiente por desarrollar los pagos por disponibilidad, es decir los que se dan para retribuir a las centrales que ponen a disposición de Red Eléctrica una determinada potencia en un plazo inferior a un año. Es en este marco donde se trataría de encajar a las centrales térmicas que funcionan con carbón nacional. La idea es que con este incentivo se acabe con el parón que sufren estas plantas en los últimos meses como consecuencia de la caída de la demanda eléctrica.
Según los últimos datos disponibles, correspondientes al primer trimestre del año, los pagos por capacidad suponen en estos momentos el 2,8% del precio final de la energía: 1,38 euros por megavatio hora para un precio medio de total de 49,11 euros.
Industria entiende que la fórmula que maneja es perfectamente compatible con la legislación comunitaria y no va a despertar recelos en Bruselas. El modelo será discutido mañana de nuevo, en la sede ministerial, con los máximos responsables de las principales eléctricas, ya que el Gobierno quiere que el sistema cuente con el mayor consenso posible. Fuente presentes en la reunión de la comisión del Plan del Carbón aseguraron que Industria quiere que la medida entre ya en vigor en noviembre.
En principio, mineras y sindicatos valoran de forma positiva la propuesta del Ejecutivo y su voluntad por poner fin a la actual crisis en el sector. Sin embargo, tanto empresas como representantes de los trabajadores quiere esperar a conocer el detalle del modelo impulsado por Industria para pronunciarse de forma definitiva. Las fuentes del sector consultadas
indicaron que Marín se han comprometido a enviarles un borrador la semana que viene.
1/2
Aprobado el reparto de las ayudas para 2010
La comisión de seguimiento del Plan del Carbón aprobó en la reunión celebrada la tarde-noche del martes el borrador con la orden de ayudas al sector para 2010. Industria tiene previsto publicar la convocatoria de estas ayudas al funcionamiento “en breve” de forma que las empresas mineras puedan disponer de ellas en los primeros meses del año que viene. Así se pretenden evitar los retrasos que han caracterizado los cobros de las mismas en los últimos ejercicios, algo que venían denunciando las compañías.
En línea con lo que ya estaba previsto en el Plan del Carbón, el año que viene la producción de mineral se reducirá alrededor de un 1,6% y se situará en poco más de los 10 millones de toneladas, con un recorte de las ayudas a la producción de cerca del 2%, que hará que las mineras privadas perciban unos 230 millones de euros, apuntaron fuentes presentes en la reunión. Además, las partes acordaron la propuesta de reparto del presupuesto destinado a la reactivación de las comarcas mineras. “Se han acordado fondos suya suma supone un total de 390 millones de euros, la cantidad pactada en el Plan, lo que indica la voluntad del Gobierno de cumplirlo pese a la actual crisis”, subrayaron desde Industria.
La cifra
2,8% fue el peso de los pagos por capacidad en el precio final de la electricidad en los tres primeros meses de 2009, según Unesa.


Javier L. Noriega / C. Monforte – Madrid – 24/09/2009
Cinco Días

VOLVER AL INDICE DE ARTICULOS

INDUSTRIA PRIMARÁ EL CONSUMO DE 20 MILLONES DE TONELADAS DE CABÓN NACIONAL HASTA 2012

El Ministerio pagará a las eléctricas 45 euros por megavatio producido con mineral autóctono – Dos térmicas asturianas, Soto de Ribera y Soto de la Barca, quemarán el excedente del sector.
SECADES Y ALCALDESA LANGREO VISITAN ARBOLES PASEO FLUVIAL DE CIAÑO

SECADES Y ALCALDESA LANGREO VISITAN ARBOLES PASEO FLUVIAL DE CIAÑO

fernando geijo

Madrid / Langreo,

Agencias / L. M. D.

El Ministerio de Industria primará que las compañías eléctricas consuman 20 millones de toneladas de carbón nacional hasta 2012.

Dentro de esta cantidad se incluyen los 10 millones de toneladas que actualmente se encuentran almacenadas en térmicas y explotaciones mineras y otros 10 millones que se producirán en los próximos dos años. Así lo establece el real decreto en el que está trabajando el Ministerio de Industria, con el que se quiere buscar una solución al problema del excedente de carbón autóctono, que lleva meses sin ser quemado en las térmicas debido a la bajada de la demanda eléctrica.

Según han confirmado fuentes oficiales a este diario, en el borrador del real decreto del Ministerio que dirige Miguel Sebastián se establece un precio fijo de 45 euros por megavatio hora (MWh) para el mineral que se queme en las centrales térmicas, el mismo precio al que actualmente se paga por el carbón de importación. El documento establece además que el carbón nacional se venderá en el denominado mercado de restricciones como garantía de suministro, lo que asegura que se dé salida al producto hasta llegar al 15 por ciento total de la generación de energía, el máximo fijado por la ley Eléctrica. Con esta medida, Industria pretende dar una solución «global» al problema de la falta de consumo de mineral autóctono, no alterando el funcionamiento del mercado mayorista de la electricidad (llamado «pool») y respetando, al mismo tiempo, el Plan de la Minería y la garantía de suministro.

En total, el nuevo régimen de primas al consumo de carbón afectará a una decena de centrales térmicas, dos de ellas en Asturias: la de Soto de Ribera (HC) y la de Soto de la Barca (Unión Fenosa). Las otras ocho instalaciones en las que se quemarán los 20 millones de toneladas de carbón nacional son Compostilla y Teruel (Endesa), Anllares (Unión Fenosa y Endesa), La Robla (Unión Fenosa) y Puertollano, Escucha y Puentenuevo (E.On). El texto definitivo del real decreto estará listo, según fuentes de Industria, «en las próximas semanas».

El pasado mes de septiembre Industria confirmó que recuperaría la prima a las empresas eléctricas para garantizar la quema de carbón producido en España. El nuevo mecanismo, denominado «pago por capacidad», toma el relevo del viejo «incentivo» de una peseta por cada kilovatio generado con mineral nacional que recibían las eléctricas hasta diciembre de 2007. El objetivo de la medida es poner fin al colapso que desde hace meses viven las explotaciones mineras del país, particularmente las minas privadas, incapaces de dar salida a su producción, que se almacena en sus instalaciones sin ser consumida por las térmicas. El anuncio de esta nueva prima fue respaldado por la patronal del sector eléctrico siempre y cuando no encareciese el «pool» ni, por tanto, los costes de producción de energía.

La alcaldesa de Langreo, Esther Díaz, y el presidente de Hunosa, Juan Ramón García Secades, presentaron ayer las primeras actuaciones del plan forestal de Hunosa, que afectará a siete viejas minas a cielo abierto en Langreo, San Martín del Rey Aurelio, Aller y Mieres. Los primeros árboles plantados por Hunosa se ubican en la antigua explotación de La Braña del Río y también, a pequeña escala, en el paseo mitológico de Langreo, donde se han plantado una treintena de sauces. Secades explicó que en total se reforestarán 900 hectáreas con «casi 1.250.000 árboles, más de uno por cada asturianos». En su primera fase en la Braña del Río se plantarán unos 50.000 árboles, principalmente pinos y abedules. «Los terrenos ya están acondicionados para comenzar los trabajos», indicó Secades. En la imagen, responsables municipales y de Hunosa, en el paseo mitológico.

…………

VOLVER AL INDICE DE ARTICULOS


VOLVER AL INDICE DE ARTICULOS

Europa verde de la A a la Z. Apuntes de un ecologista en el Parlamento Europeo.”

Este libro pretende dar cuenta y hacer memoria parcial de algunas de las problemáticas sobre las que he trabajado desde el año 2004 al 2009 en el Parlamento Europeo, y a la vez tiene una vocación práctica y sensibilizadora en la urgente tarea de crear una masa crítica suficiente para agrupar a las centrífugas fuerzas ecologistas en España.
Quien quiera organizar una presentación del libro en su localidad o quien simplemente que le reserve un ejemplar del libro deberá ponerse en contacto conmigo.
David Hammerstein
Presentación
l

Con programa y sin partido: una nota de urgencia a propósito del singular cuaderno de bitácora de David Hammerstein

Las reflexiones, comentarios y propuestas de David Hammerstein acerca de los asuntos que le han ocupado en sus años como diputado de Los Verdes en el Parlamento Europeo configuran un documento político muy interesante. Muy interesante, en primer lugar, por la diversidad de los temas abordados. Desde la denuncia de los estragos causados por la minería a cielo abierto y por los abusos urbanísticos en España hasta la desesperación de las gentes de paz en Israel y en Palestina o la defensa del software libre. De todo esto y de mucho más va a encontrar materia el lector o lectora de este libro.

Hammerstein se ha tomado en serio su trabajo en Estrasburgo, en Bruselas y en cien sitios más y ha estado en el tajo las veinticuatro horas del día y los siete días de la semana. No ha sido un diputado de brazo de madera, de esos cuya actividad se limita a votar en los días de sesiones siguiendo estrictamente las instrucciones del aparato de su grupo parlamentario y sin preguntarse ni un microsegundo sobre el sentido de las mismas. Para bien y para mal, eso se nota mucho en las notas que ahora ha mandado a la imprenta. En todas ellas hay convicción y compromiso auténtico y, por tanto, matices o elementos originales. No han sido elaboradas por equipos de expertos y por asesores en la sombra, sino pensadas y escritas como una contribución adicional de un político que, a pesar de su hiperactividad, ha intentado reflexionar sobre lo que estaba haciendo. No son el resultado de un debate colectivo prolongado en una organización (lo que, probablemente, habría matizado algunas posiciones, en materia energética o de bienestar animal, por ejemplo), sino más bien la expresión de convicciones y compromisos muy personales, contrastada, todo lo más, con un reducido grupo de colaboradores. Como consecuencia de eso, de los márgenes de libertad con que han sido escritas, hay en estas notas algunos elementos que son útiles para el pensamiento verde en general, no sólo desde un punto de vista estrictamente político, sino también filosófico o sociológico.

Podría decirse, en conexión con todo lo anterior, que las notas de Hammerstein no son sólo personales, sino también personalistas. Es verdad, y difícilmente podría haber sido de otra manera, dadas las condiciones en que se ha desarrollado su actividad parlamentaria. Llegó al grupo europarlamentario verde como un candidato en la lista del PSOE. Seguramente conviene aclarar que no hubo en ello transfuguismo alguno, sino sólo la aplicación de un acuerdo explícito entre verdes y socialistas, visible y público tanto antes como después de las elecciones. Un acuerdo que dio a la lista socialista un toque de verdor que entonces interesaba al PSOE y que ofreció a Los Verdes españoles la oportunidad de evitar una legislatura más en el ostracismo extraparlamentario. El problema, más bien, es que esa trayectoria originaria convirtió a Hammerstein en rehén de las múltiples y enormes contradicciones y limitaciones que, desde hace demasiados años, vienen afectando a los experimentos de entrismo llevados a cabo por los partidos verdes peninsulares. Diputados sin electores (o, al menos, sin electores reconocibles). Parlamentarios sin partido o agriamente enfrentados a las endebles y precarias estructuras que hacen las veces de partido en la minigalaxia verde ibérica. Representantes de una ideología que resulta simpática a casi todo el mundo pero con la que casi nadie se compromete de verdad. Portavoces ocasionales y de oportunidad, pero raramente orgánicos, para movimientos sociales e iniciativas ciudadanas huérfanas de apoyos concretos en el universo de la política realmente existente (un universo que, sin embargo, suele recuperar plenamente su peso cuando llegan las votaciones)… ¡Demasiados lastres para resolverlos entre cuatro gatos y a golpes de improvisación!

De todos modos, no señalo lo anterior para hurgar aún más en las frustraciones inacabables y en las heridas abiertas de la política verde en España. Ni tampoco para restar valor al trabajo ni a las ideas de Hammerstein. Al contrario, dadas las condiciones en que han sido elaboradas, tanto el nivel de maduración de las propuestas contenidas en este libro como  la coherencia y la consistencia de las mismas tienen mérito. Hay en ellas el núcleo reconocible de un programa político, de una perspectiva irreductible a las visiones de la derecha y de la izquierda, tanto da si tradicionales o “renovadas”. Es decir, el embrión de la política verde que cada día hace más falta, en medio de la profunda crisis económica, ecológica y social en que está inmerso el mundo.

Hammerstein lo tenía más bien crudo cuando llegó a Estrasburgo. Europeísta convencido en un país en que la política europea es bastante menos que secundaria, firme partidario de la autonomía política de los verdes en un país donde abundan sobre todo quienes creen que lo verde debe ser como mucho un ligero toque de color para la izquierda, tenía todos los números para convertirse en un bicho raro. Que, pese a todo, no se haya dejado llevar por la indolencia, que haya intentado hasta el último minuto obtener resultados, atender a quienes solicitaban su intervención, son cosas que pueden decirse en su favor. Fue un diputado que creyó en lo que hacía, podría decirse de él (y que cada quien valore si eso es poco o es bastante).

La publicación de estas notas es, en cierto sentido, la demostración de una de las afirmaciones que hace Hammerstein en su texto de despedida como diputado europeo. La relativa a su voluntad de continuar presente en los procesos y conflictos del movimiento ecológico-social y de la política verde en España y en Europa. Es de esperar que sea así, porque la extrema fugacidad de los actores es otra de las lacras del elenco verde por estos pagos. Gente tenaz en la presencia, independiente en las ideas y dispuesta a entenderse con otros es lo que hace falta. ¡Que no abandonen el escenario, por tanto, quienes aportan algo, poco o mucho, de todo ello!

Ernest Garcia

Catedrático de Sociología Ecológica de la Universitat de València


Valencia, julio del 2009

Ver el artículo en su página web

VOLVER AL INDICE DE ARTICULOS


VOLVER AL INDICE DE ARTICULOS

LA VERGUENZA DE LA IZQUIERDA POLÍTICA DE IU: Alargar con dinero público la no rentable minería del carbón que contamina la salud, los ecosistemas locales y el clima terrestre.

Victorino Alonso (patronal minera) y LLamazres de IU curiosamente coinciden: no al libre mercado de la energía y masivo proteccionismo público a pesar de la no rentabilidad de la actividad de extracción del carbón

La operación ideológica en la que están:

1) No separan el apoyo público a la minería del carbón del apoyo social a la cuencas mineras.

2) El gobierno Zapatero podría dar apoyo social y frenar la extracción de la minería a cielo abierto y de interior que destripan ecosistemas muy valiosos y protegidos por leyes ambientales. Vease por ejemplo el caso del Valle de laciana, Villablino (León), reserva de la Biosfera con especies en extinción como el osos pardo y el urogallo, protegida por Directivas ambientales europeas, y donde Victorino quiere ampliar con más proyectos la corta de montañas.

3) Llamazares no desacopla las ayudas públicas a la producción del carbón de las ayudas sociales. Se equivoca al ligar “la transición a otro modelo energético” a más apoyo a la producción de carbón, y encima a este proteccionismo necrófito lo llama lucha contra el capitalismo y la globalización !!!. Sus posiciones “ambientales” en energía solo se oponen a la energía atómica frente a las renovables, pero en la confrontación entre combustibles fósiles del carbón y renovables, opta el peso y privilegio al productivismo industrial del carbón. El colmo, IU impide conformar históricamente un espacio verde unitario y fuerte en España practicando el vampirismo de la palabra y el logo del girasol verde en los procesos electorales, y con programas electorales que incorporan algunas demandas “ambientales” muy cacofónicas, parciales e incoherentes, nunca hablas de ecotasas e impuestos ambientales a todos los sectores de actividad económica y al consumo. Con ello el reino de la confusión social y electoral está servido, y el bloqueo del avance cultural hacia los límites biofísicos y la autocontención.

4) Se pone a contrapie de los acuerdos y Directivas de la UE sumándose a la propuesta de sindicatos y patronal del sector para alargar un anacrónico sector en crisis económica, privilegiado históricamente bajo políticas proteccionistas enfrentadas a la liberalización del mercado energético. Con ello se pierden oportunidades de dirigir los recursos públicos a actividades nuevas compatibles con los compromisos ambientales, se quita dinero público que se podría utilizar para alternativas económicas, nuevos yacimientos de empleo y compensaciones a los despedidos.

5) Engaño descomunal defender el carbón bajo la idea estratégica de “Autosuficiencia”. Autosuficientes y autóctonas son las energías que no proceden del carbón sino las renovables y limpias que dependen 100% de recursos ilimitados a escala humana como son el sol y viento españoles sin hipotecar los bosques, la salud, el agua y el aire del futuro español.

6) Si el gobierno se empeña en alargar el Plan de Carbón más allá de los tiempos estipulados (2012) para España como límites para las ayudas a la producción y no a la reconversión y cierre, se convertirá en una patata caliente en la lucha de fuerzas europarlamentarias y la Comisión contra España, lo que empañará y debilitará su mandato durante el semestre de su Presidencia europea.

David Hammerstein

VER la noticia en PORTADA de León

LÍTICA / Aboga por una estrategia productiva
Llamazares pide ayudas públicas para el carbón
El portavoz de IU se reunió con representantes sindicales

Gaspar LLamazares junto a los representantes sindicales de las empresas del Bierzo ayer en Ponferrada. F.L.

L.C. / Ponferrada

El portavoz de IU en el Congreso de los Diputados, Gaspar Llamazares, apuesta por impulsar una estrategia industrial que permita relanzar la economía en la comarca.

Llamares, que visitó ayer Ponferrada para presentar su nuevo libro, mantuvo una reunión con los representantes sindicales de las principales empresas bercianas, especialmente las relacionadas con el sector energético que atraviesa por unos momentos delicados con fuerte destrucción de empleo.

El portavoz de IU cree además que para salir de la crisis es necesario buscar un modelo alternativo al capitalismo y no dejar la recuperación económica en manos de las empresas. “Es imprescindible relanzar nuestra economía e incluso relanzar nuestra industria y eso significa que el Gobierno no puede dejar este tema ni en manos de las empresas ni en manos del Ministerio de Trabajo a través de los expedientes de regulación”, dijo. “Nosotros seguiremos reclamando del Gobierno una mayor implicación y compromiso con la minería, con el metal y con la industria en general”, matizó.
También abogó por que el carbón siga recibiendo ayudas hasta que se desarrolle un proceso de transición que permita que el empleo vaya hacía un nuevo modelo energético.

VOLVER AL INDICE DE ARTICULOS


VOLVER AL INDICE DE ARTICULOS

ENTREVISTA: DESAYUNO CON… CÉCILE DUFLOT

“El socialismo es del siglo pasado; el ecologismo ya está maduro”

Antonio Jiménez Barca 03/10/2009

Cécile Duflot tiene cuatro hijos, 34 años, una pinta normal de persona normal y un futuro en alza e imprevisible. La secretaria nacional de los Verdes franceses se ha convertido en el personaje político francés del momento. Hace un mes, el Partido Socialista francés la invitó a su minicongreso de La Rochelle. Allí, esta mujer ni alta ni baja ni guapa ni fea les soltó, de golpe, en su casa, a cientos de viejos militantes de izquierda, lo que pensaba del socialismo. Cosechó muchos aplausos y muchos abucheos, polarizó el debate. Vamos: que triunfó en un congreso que ni siquiera era el suyo.

Hace unas semanas, Nicolas Sarkozy la llamó al Elíseo para hablar del impuesto verde que tenía pensado aprobar. “Me dijo que iba a tener valor para poner en marcha una verdadera tasa ecológica, pero me mintió: no ha sido así. Sarkozy sólo se ha disfrazado de verde, pero no lo es”.

Ahora, Duflot es la candidata estrella de los Verdes para las próximas elecciones regionales y el resto de partidos (sobre todo a la izquierda) la observan con cierto resquemor debido a que su caladero electoral es el mismo. “El socialismo es un proyecto del siglo pasado, basado en el crecimiento y en la ideología. Y esa idea del crecimiento no sirve para un planeta con los recursos limitados. Los socialistas ven a los ecologistas como a un niño pequeño. Pero el niño ya ha crecido: mide más de 1,80 y no hay que tratarlo con ese paternalismo”.

Se sienta, quita el volumen al móvil y lo pone encima de la mesa. La llaman bastante, a juzgar por la lucecita del aparato, pero no contesta siempre. Pide un austero té que casi ni prueba. El local que ha elegido, un bistrot bonito y vacío de París con mesas de zinc y sillas de madera, está en un barrio popular. Lo justifica: “Soy una chica de barrio que llegó a la política por puro azar”. Eso dicen todos. “En mi caso es verdad”, responde. “Entré porque quería cambiar cosas de la ciudad en la que vivo, Villeneuve Saint-Georges, una ciudad desecha, pobre, de las afueras de París en la que había que hacer muchas cosas. De ahí, siempre con los verdes, fui metiéndome más. Y como soy mujer y es una formación paritaria, pues me empujaron a presentarme a cargos”.

La victoria de los Verdes, capitaneados por el ex líder del Mayo del 68 Daniel Cohn-Bendit, en las pasadas elecciones europeas, dan aliento a Duflot. “Hicimos una buena campaña. No hablamos de lo malo que era Sarkozy, sino de Europa”.

El té se enfría. El móvil no: sigue volviéndose loco. No para. Ella tampoco: “Hay que acabar con el consumo inútil. Yo empecé por lo local, por lo más próximo. Pero ahora lo más próximo es global: el cambio climático”.

Fueron sus padres, una profesora de ciencias amante de los animales y un hombre de campo, quienes le inocularon el veneno de la austeridad, del ahorro, del reciclaje, cuando eso todavía no se llamaba así. Asegura que los últimos meses no la han cambiado mientras mira de reojo el móvil iluminado de nuevo. “Sigo cogiendo el metro y haciendo la compra. Yo estoy aquí para cambiar las cosas, no para ser una estrella política”.

VOLVER AL INDICE DE ARTICULOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s